Pasión de Adra

Pasión de Adra

Fue en las Navidades del año 2002, cuando Paco Benítez,  un periodista que había intentado una aventura editorial en nuestra zona que no tuvo éxito, nos propuso realizar la Pasión de Belmonte en ¡ Adra, una ciudad a 600 kilómetros de nuestro pueblo!. Lejos de decirle directamente que no, como otras pasiones de la zona, nos pusimos a sopesar los pros y los contras y vimos que podía ser factible si la gente quería llevarla a cabo.

Reunimos a todos los actores y técnicos de la Pasión y le dimos a conocer la propuesta.  Nos llevamos una sorpresa cuando la gente daba por hecho que íbamos a embarcarnos en esa aventura. Nos pusimos al habla con Paco Benítez y le dijimos que teníamos que ver el escenario, hablar con la gente de Adra, sopesar el grado de colaboración de Asociaciones y Cofradías de Adra, etc.

Así que, un fin de semana del mes de Febrero del 2003,  José María Cuenca, Manuel González y Juan Haro cogieron un tren hasta Almería donde les esperaban para llevarles a Adra y negociar la realización de la Pasión en esa localidad. Tras ver el lugar de representación y las expectativas  que los abderitanos tenían puestas en el evento, regresaron con la idea de que sí era factible llevar a cabo la empresa que nos habían propuesto. Se volvió a reunir a los componentes de nuestra Pasión y se acordó bajar una representación de actores y técnicos para pulir los detalles de la representación.

Dos semanas antes de la fecha elegida para la puesta en escena del acto, se acercaron a Adra en una furgoneta alquilada por la organización, Manuel González, Juan Haro, Pepe Carralero, y Miguel Ávila, acompañados por sus respectivas señoras. Tras organizar la estancia en Adra, en los hostales La Curva y Zapata, y el desplazamiento en dos autocares, el primero que salió al mediodía del día anterior y el segundo que se desplazó a las doce de la noche del mismo sábado en que se llevó a cabo la Pasión,  llegamos a Adra y nos preparamos a poner en practica esta, al principio, difícil empresa.

Tras muchos esfuerzos, nervios, idas y venidas, a veces, palabras fuera de lugar, a las 9 de la noche del sábado 12 de abril de 2003 tuvo lugar la Representación de la Pasión de Adra, mayoritariamente por actores de Belmonte de Tajo y los técnicos de la Pasión de Belmonte. La prensa local y regional de la zona dio cuenta del éxito que tuvo este evento, que desde entonces se ha convertido en un acto más, y muy importante, de la Semana Santa de Adra.

Nuestro acuerdo inicial con los amigos de Adra, consistía en ir dos veces a esa localidad a representar la Pasión y al tercer año, ellos se harían cargo de la misma, con su escenarios, diálogos, actores , etc. Sin embargo fueron tres los años, 2003, 2004 y 2005, en que nos desplazamos a realizar la Pasión en Adra. A partir de la edición del año 2005, ya los abderitanos siguieron con la organización y la representación del evento.

Todo un reto y una aventura de la que muchos guardamos un bonito recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *